Personas tranquilas

viernes, 19 de octubre de 2018

Letras de un Gul Blogger #2




La luna iluminaba la romántica escena, en la que un hombre y una mujer descansan sobre una cama, luego del eufórico y rítmico movimiento de la pareja.
Ambos están exhaustos y se dan caricias finales o promesas de volver a repetir el ritual.
Mientras ella acaricia el vello del pecho y él riza un bucle de cabello, suspiran al unísono y miran la luna como logra alcanzar su máximo esplendor.
La joven observa a su amante con dulce detenimiento para preguntarle si algo lo estaba molestando, ya que un sombrío semblante se había apoderado de él.
--Nada, mi vida. Estoy bien. Me detuve a pensar en la rutina. Lo que siempre hago y estoy obligado a hacer.
-- Te refieres a los viajes y negocios… Replicó ella, un tanto nerviosa, ya que percibía un triste desenlace en esta relación.
Un breve silencio los invadió.
--Sí, claro. Dijo el hombre para incomodar aún más el momento.
La joven intentaba interceptar la mirada de él, tal vez intuyendo una respuesta más sólida y que se aproxime a la realidad. No era la primera vez que le sucedía esto con un hombre, aunque ya no le importaba. Ahora solo vivía el momento.

Entre las hipótesis que ya comenzaba a tejer se imaginó ser una más, un desliz de otro marido infiel. Llevaban una semana desde que se conocieron y ya era el cuarto encuentro. En estas ocasiones nunca recibió el hombre una llamada o mensaje de texto que lo haya incomodado, ni siquiera una mentira al descubierto, de esas que se llegan al reiterar preguntas en distintos tiempos.
Ahora, en la cama parecía otro hombre. Una sombra del que conoció, incluso su cuerpo lucía distinto. Lo que en un comienzo era un hombre delgado, lampiño y de ojos claros, ahora lo sentía sobre ella; más pesado, con mayor masa muscular y en particularmente le llamaba la atención el montón de vellos en su pecho, en las piernas y mientras le rodeaba los brazos también podía sentirlos en su espalda.
Como si de un animal se tratase, ella no sentía que le estaban haciendo el amor, el dolor era extremos como un apareamiento grotesco y salvaje. Ella comenzó a gritar, a llorar y suplicar, él le tapó la boca con una mano y apreció como crecían las uñas que ya eran garras y el desagradable pelaje en todo el hombre.
Desde un gran charco de sangre despiertan brillos por la luna llena y el ensordecedor grito de la empleada del hotel al descubrir el cuerpo de la joven mutilado sobre la lujosa cama.

5 comentarios:

  1. Y tal vez era cierto la sospecha de ella, que era una amante de un hombre casado.
    Tal vez no le hace daño a su esposa, usando a otras mujeres para desatar sus instintos más salvajes y letales.
    Muy bien contado.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno! Una bestia que engaña a mujeres para poder desaforar sus instintos más bajos. El final me encantó!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola todos,
    Mi nombre es Sra. Sharon Sim. ¿Vivo en Singapur y soy una mujer feliz hoy? y me dije a mí mismo que cualquier prestamista que rescata a mi familia de nuestra mala situación, le recomendaré a cualquier persona que esté buscando un préstamo, me dio felicidad a mí ya mi familia, necesitaba un préstamo de $ 250,000.00 para Comencé mi vida por todas partes, ya que soy una madre soltera con 3 hijos. Conocí a este prestamista de préstamos honesto y temeroso de Dios que me ayudó con un préstamo de $ 250,000.00 SG. Dollar, él es un hombre temeroso de Dios, si necesita un préstamo y pagará el préstamo, comuníquese con él y dígale que es la Sra. Sharon, que lo remite a él. comuníquese con la Dra. Purva Pius, llame al número de contacto de la aplicación / whats-+ +918929509036 por correo electrónico: (urgentloan22@gmail.com) Gracias.

    ResponderEliminar